La magia puede ser también mucho más que diversión y misterio. Si querías motivos para llevar magia a los alumnos de tu colegio o instituto, ¡sigue leyendo!

La magia ha sido desde siempre una forma de entretenimiento muy popular entre jóvenes y mayores a lo largo y ancho del planeta. El misterio, el imposible, la sorpresa… son emociones que la magia consigue evocar y que hoy en día son difíciles de encontrar en la vida cotidiana. Pero en los últimos años han aparecido numerosas aplicaciones innovadoras de la magia, entre ellas la magia educativa.

La magia educativa mantiene las características que hacen de la magia un arte favorito para todos los públicos (es divertida, participativa y sorprendente), pero además introduce contenidos, valores y competencias de utilidad para alumnas y alumnos de todas las edades. La magia en el colegio o en el instituto puede ser el complemento ideal para educar de forma amena, dinámica y sobre todo, mágica. Ya sea un espectáculo tematizado, un espectáculo de magia en inglés, un taller de magia y reciclaje, magia y matemáticas, dinamización lectora… la magia puede ofrecer todo ello y mucho más.

En los espectáculos, el público se divierte y participa activamente a la vez que absorbe contenidos educativos sin darse ni cuenta, como si fueran las verduras en la empanada. Además, la magia es tan versátil que permite comunicar un enorme abanico de mensajes de una manera que el público puede ver con sus propios ojos y que quedará en su memoria aún mejor que las tablas de multiplicar.

En los talleres de magia, los participantes aprenden sencillos pero increíbles juegos de magia adaptados a su edad y capacidades. Son muchas las competencias que hacen falta para realizar incluso el juego de magia más fácil: desde la psicomotricidad y memoria muscular hasta el uso de la voz y la expresión oral, pasando por la creatividad, el pensamiento lógico y la confianza en uno mismo. Y por si fuera poco, los talleres de magia también se pueden tematizar para que funcionen como vehículo de contenidos importantes. ¿Quién iba a decir que las matemáticas o el inglés pudieran servir para sorprender a mis amigos y familiares y molar más que nadie?

En conclusión, la magia puede ser una herramienta de aprendizaje única y con múltiples beneficios, así que no hay excusas para no apostar por esta nueva vertiente del ilusionismo. Consulta nuestro catálogo si quieres ver nuestra oferta de magia educativa para colegios e institutos de Galicia. ¡Aprender también puede ser algo mágico!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *